Entradas destacadas

Descubre el Perú más exclusivo

lunes, 19 de octubre de 2015

Klimer presenta una nueva vajilla de alta resistencia y cinco años de garantía




Con cuatro líneas de diseño, diferentes colores y 250 piezas en total, la vajilla de porcelana de alta resistencia de Klimer se convierte en el aliado imprescindible para cualquier negocio hostelero

La nueva vajilla de klimer es la única que ofrece cinco años de total garantía contra apostillamientos, que está disponible en sólo una semana desde la fecha de pedido y que cuenta con un stock permanente de todas sus piezas

Madrid, septiembre de 2015.- Ahora que el consumo fuera del hogar crece por primera vez desde que empezara la crisis y que nuevos y novedosos negocios hosteleros están proliferando en las principales ciudades, Klimer, la distribuidora de menaje y utensilios de cocina líder entre la alta restauración, continua innovando y adaptándose a las cada vez más exigentes demandas del sector. Y lo hace, como siempre, gracias al empuje de su joven director, David Ramos, quien ha buscado y rebuscado entre los mejores proveedores del mundo hasta encontrar una vajilla altamente resistente al trajín del oficio hostelero.

La nueva vajilla de Klimer es de las pocas en el mercado que ofrecen 5 años de garantía contra apostillamiento ya que está fabricada en porcelana de alta resistencia y diseñada según los requisitos del estándar de dureza “Edge Chip Resistancy”. Es ultra resistente al uso diario durante años, a los golpes que pueda recibir en cocina, al lavado prolongado en lavavajillas e incluso a la abrasividad causada por los cubiertos. Sus propiedades físicas le dan resistencia al choque térmico y su proceso de fabricación, en el que la materia prima se cuece a 1250ºC formando una película vitrificada, hacen que no absorba la humedad de la comida. Además es la única de estas características que está disponible en tan solo una semana desde su pedido y que cuenta con un stock permanente de todas y cada una de las piezas.

FUNCIONALIDAD Y DISEÑO

Pero como todos los productos Klimer, la nueva vajilla no solo es funcional si no que además se adapta a la estética y las necesidades propias de cualquier tipo de negocio. A los bufés mañaneros de un hotel de lujo, a un catering capaz de dar servicio a mil invitados, al restaurante de mantel largo y la moderna taberna, la izakaya o el gastrobar ya que está compuesta por más de 100 piezas y un total de ocho series en siete colores distintos. Colores de una luminosidad única que han sido obtenidos de un profundo proceso de investigación y de una innovadora fórmula de ingredientes en su fabricación.



Las series Gourmet y Banquet son en un elegante y transparente blanco marfil e incluyen bajo plato, plato llano en distintas medidas, plato de postre y de pan, plato y tazón para consomé, platos específicos para pasta, ensaladeras, bowls, fuentes de hasta 34 cm de diámetro, rabaneras y tazas y platos para café. Además, Banquet incluye un bowl oval con un ala de llamativo diseño, un elegante juego de café con tetera, cafetera y lecheras en distintos tamaños, platos para huevos, ramequines, azucareros y un convoy para salpimentar. Para cocinas más vanguardistas la serie Moove, también en blanco marfil, incluye piezas cuadradas y rectangulares mientras que para conceptos más informales son ideales las series de vívidos colores: Passion -en un intenso rojo-, Terrain -en un sugerente marrón que imita a la textura de la madera-, Aqua -en azul evocando al mar-, Therapy -que transporta al verde campo al comensal- y Terracota -en un tono naranja cálido-.

INNOVACIÓN AL SERVICIO DEL HOSTELERO

La nueva vajilla de alta resistencia de Klimer es la última innovación de una pequeña empresa familiar que con empuje y tesón ha conseguido convertirse en una de las principales proveedoras de la alta hostelería española. Su máxima es “materializar la creatividad del hostelero ofreciéndole soluciones integrales a la hora de elaborar y presentar sus platos” y su manera de conseguirlo un trabajo one to one de los que ya apenas se hacen. Y es que su director, David Ramos, se ocupa personalmente de buscar las últimas tendencias en menaje e instrumental culinario en los mercados y ferias especializadas de todo el mundo y hasta de “inventar” aquello que no encuentra: “adaptamos a la cocina objetos de otros ámbitos, como la decoración, y fabricamos piezas ad hoc para atender las necesidades específicas de cada negocio”.





Con todo, Klimer ha logrado ganarse la confianza de algunos de los mejores cocineros de todo el país (como David Muñoz, Diego Guerrero o Ángel León) e ir aumentando año tras año su volumen de facturación (un 15 % en el último ejercicio). Tanto es así que recientemente ha tenido que trasladar su exposición de productos a una nueva nave de 430 m² (frente a los 75 m² con que contaba la anterior) en la que alberga un stock que asciende ya a más de 4.000 referencias.

No hay comentarios :

Publicar un comentario