Entradas destacadas

Descubre el Perú más exclusivo

jueves, 19 de febrero de 2015

Burgos, la provincia de las 476 y una noches


Naturaleza, desconexión, gastronomía, deporte, vida… Todas estas palabras saltan a la mente cuando se habla de alojamientos rurales, pero si se combina con la provincia de Burgos, otras palabras como comodidad, eficiencia, relax, calidad y variedad toman fuerza para acompañar a las anteriores. 

Y es que este territorio, estratégicamente situado entre el País Vasco y Madrid, y a pleno camino de Francia, cuenta con un tejido rural plagado de hoteles, casas –de alquiler o de alojamiento compartido- y posadas llenas de historia y servicios ubicados en lugares de ensueño.

Un total de 476 alojamientos diseminados en los territorios de Arlanza, Bureba, Burgos y Alfoz, Desfiladeros del Ebro, Las Merindades, Páramos y Campos, Ribera del Duero y Sierra de la Demanda albergan 5.263 plazas en las que pasar una noche de ensueño completamente diferente de la anterior. 

Esto supone una red de establecimientos que sitúan a la provincia entre los principales destinos nacionales de turismo rural. No en vano, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), Castilla y León fue el destino preferido por los viajeros rurales en 2014, con 1,3 millones de pernoctaciones -un 8,6% más que el año anterior-, y la provincia de Burgos, uno de sus principales destinos, aumentó un 13,62% el número de viajeros con respecto al 2013.

La mayoría de alojamientos de Burgos poseen una gran calidad en su construcción y se han edificado de forma respetuosa con su entorno y su historia, como por ejemplo la Casa Rural Abánades, en la localidad de Melgar de Fernamental, que ha sido restaurada conservando los muebles y estancias típicas de una casona románica de casi un siglo de antigüedad

En el uso de energías renovables cabe destacar al Hotel Rural Bioclimático Sabinares del Arlanza, en Puentedura, por utilizar de forma eficiente la geotermia (el intercambio del calor almacenado en el subsuelo terrestre), si bien muchos alojamientos utilizan otros sistemas energéticos sostenibles como la energía solar o la biomasa, entre otros. 

Cabe destacar también los servicios que el huésped puede contratar en los establecimientos rurales burgaleses, entre los que destacan las catas en bodegas, las rutas ornitológicas y micológicas o los paseos en carro tirado por bueyes como los que ofrece la Casa Rural La Conejera, en Montuenga.


Por otro lado, la provincia de Burgos pone a disposición de todos los interesados en este tipo de alojamientos multitud de lugares físicos y online para recabar más información, consultar direcciones y planes alternativos en cada zona o, directamente, reservar. 

Desde las Oficinas de Turismo de Burgos, Fuentelcésped, Aranda de Duero, Covarrubias, Miranda de Ebro o Medina de Pomar al Centro de Recepción de Visitantes de Burgos (CITUR), pasando por los Centros de Iniciativas Turísticas de la Sierra de la Demanda, Covarrubias, Villadiego, Espinosa de los Monteros y Las Merindades o el Centro Digital de Promoción Jacobea de Belorado.

Por último, desde ACALTUR (Federación de Asociaciones Castellanas y Leonesas de Turismo Rural), está previsto el lanzamiento de una nueva web que pretende ser el referente en cuanto a turismo rural para todos los viajeros que quieren conocer la provincia de Burgos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario