martes, 15 de noviembre de 2016

Vallegarcía celebra su 10º aniversario con la nueva añada de su vino Hipperia,

Vallegarcía celebra su 10º aniversario de la mano de Hipperia, el vino tinto emblema de la bodega. Elaborado a partir de una cuidadosa selección de lo mejor de la finca, el vino tinto está compuesto a base de Cabernet Sauvignon, variedad que le aporta estructura, fuerza y capacidad de envejecimiento; Merlot, Cabernet Franc y Petit Verdot; en un coupage concebido para conformar un vino emblemático, nacido con la vocación de hacer disfrutar a los paladares más exigentes. Con un reposo de 12 meses en barrica nueva de roble francés, complejo, enigmático y conversador, combina notas minerales, especiadas, frutales intensas y finos balsámicos. En boca es pura seda aunque estructurado, amplio y con notas frutales maduras así como con ligeros tostados. Hipperia acompaña bien los platos de carne tanto asados, estofados o carne a la parrilla, buena armonía con caza de pelo y pluma, legumbres y quesos curados.

El suelo de Vallegarcía: la cordillera más antigua de la Península Ibérica La formación de los suelos de Los Montes de Toledo, la cordillera más antigua de la Península Ibérica, se remonta al periodo Precámbrico, hace más de 600 millones de años. Fue entonces cuando surgieron estas elevaciones, junto a otras secciones del Sistema Central. En suelos muy pobres, a una altitud de casi 900 metros y con pH bajo, donde predominan materiales como la cuarcita, la arena y la pizarra; se asientan los viñedos de Vallegarcía. En una “Raña” o formación sedimentaria típica de los Montes de Toledo formada durante el final del período Terciario y comienzo del Cuaternario. Sobre un suelo con enorme potencial que no tenía, antes de la llegada de Vallegarcía, ninguna vocación vitícola (aunque sí una gran riqueza cinegética y gran valor ecológico, ya que se encuentra junto al Parque Natural de Cabañeros), en el año 1999 se plantaron las primeras cepas. 

La bodega, que ha cumplido recientemente 10 años desde su creación, se sitúa en la comarca del Parque Nacional de Cabañeros y está integrada en una de las mejores muestras de Bosque Mediterráneo Húmedo del mundo, en un paraje natural único, que conserva una flora y una fauna de gran valor ecológico y unos paisajes de naturaleza aún intacta.

D. Alfonso Cortina, gran apasionado y conocedor del mundo del vino, emprendió en 1997 su proyecto vitivinícola. Tras varios años micro-vinificando y estudiando el potencial cualitativo del viñedo decidió, en el año 2006, construir su propia bodega dentro de la Finca Vallegarcía. Alfonso Cortina, a través de su proyecto personal, muestra unos vinos únicos, fieles a su territorio y una clara vocación por la calidad y la excelencia.
 
Para más información:




No hay comentarios :

Publicar un comentario