Entradas destacadas

Vespres Inedit’s hasta final de julio

lunes, 8 de mayo de 2017

Naturaleza y patrimonio en la Montaña Central Leonesa

Declarada en el año 2005, la Reserva de la Biosfera del Alto Bernesga comprende los términos municipales de La Pola de Gordón y Villamanín. Situados en la Montaña Central Leonesa dentro de la vertiente sur de la Cordillera Cantábrica, está dividida en cinco grandes áreas: Casomera, Chagos, Aralla-Cabornera, Valle del río Casares y Valle del río Bernesga.





La reserva, entre las dos Españas

Zona de transición entre la España seca y la España húmeda, su riqueza y biodiversidad es excepcional, caracterizada por la existencia de espacios de alto valor ecológico en los que se pueden encontrar especies emblemáticas de fauna y flora y amplios bosques autóctonos de gran interés natural, turístico y recreativo. Cuenta con más de 650 especies, entre los que podemos destacar las hayas, abedules, sabinas, encinas, pinos, algún ejemplar de tejos, y por supuesto olmos, sauces, alisos, fresnos y chopos en los bosques de ribera. También son destacables los arbustos como el piorno, la escoba o el brezo sin olvidarnos de los extensos y verdes prados.

Los hayedos de Ciñera y La Boyariza

Mención especial merecen los hayedos de Ciñera y el de La BoyarizaEl primero también conocido como “Faedo” de Ciñera, guarda un impresionante ejemplar de aproximadamente 500 años de vida y más de 6 metros de perímetro en la base, conocido como “Fagus” y que está considerado como uno de los cien árboles más singulares y destacados de España. 

Reconocido en el año 2007 como el bosque mejor cuidado, se encuentra en excelente estado de conservación y es en primavera y otoño cuando adquiere su mayor belleza y colorido. De mayores dimensiones que el de Ciñera, el hayedo de La Boyariza está declarado Punto de Interés Biológico

Un lugar mágico, cubierto habitualmente de brumas y nieblas, pasear por él nos permitirá descubrir detalles que pasaron desapercibidos en nuestra anterior visita, zonas de musgo permanente que no reciben los rayos del sol, hayas imposible de abarcar por más de tres personas, acebos, tejos… Merece la pena visitarlo en cualquier época del año, pero es el otoño el mejor momento, pues la variedad cromática está su pleno apogeo.

Una zona de paso


Por su situación estratégica la Montaña Central Leonesa ha sido durante siglos zona de paso hacia el norte peninsular por infinidad de caminos que han sido utilizados por peregrinos, pastores, arrieros y nobles como el Camino de San Salvador, variante norte del Camino de Santiago, que partiendo de la Basílica de San Isidoro en la ciudad de León y pasando por uno de los lugares más emblemáticos de esta ruta, la Colegiata de Santa María de Arbás, tiene su meta en la Catedral de Oviedo.

La Montaña Central Leonesa es un lugar ideal para la práctica de todo tipo de actividades al aire libre como escalada, deportes de invierno, actividades náuticas en el Embalse de Casares, trekking, pesca… que nos ofrecen las empresas de turismo activo allí instaladas. Interesante también es visitar el Centro de Visitantes de la reserva de la biosfera que nos permitirá obtener un adelanto de los lugares que podremos visitar, así como el Centro de Interpretación del Clima de La Vid, único en Castilla y León, y actividades culturales visitando los museos etnográficos o el Museo de las Acuarelas César Barroso.


La oferta turística se complementa con un número importante de restaurantes, alojamientos rurales, hostales, camping, campamentos y dos albergues gratuitos para peregrinos, sin olvidarnos de su sabrosa gastronomía. Todas ellas razones suficientes para visitar una de las zonas más espectaculares de la Cordillera Cantábrica.

PARA MÁS INFORMACIÓN:

http://www.destinoleon.eu/blog/

No hay comentarios :

Publicar un comentario