martes, 2 de agosto de 2016

Kenia según sus pioneras

Kenia mujeres
Paisajes espectaculares en Kenia, descritos por mujeres.
A principios del siglo XX, Kenia se llenó de familias que buscaban establecerse en un nuevo mundo y que se descubrieron obnubilados por unos paisajes y unas culturas desconocidas hasta entonces. También se llenó de oportunidades.

Fue el momento y el lugar elegido para que algunas de las mujeres más valientes y decididas del momento diesen rienda suelta a su libertad, viviesen incontables aventuras y, de paso, escribiesen libros que han quedado para la posteridad y se leen como increíbles descripciones de la maravilla natural que sigue siendo Kenia hoy en día. 

Merece la pena seguir sus pasos por el país y redescubrir aquello que las inspiró a poner pluma sobre papel y dejar constancia de las maravillas que las rodeaban.

KAREN BLIXEN Y LAS COLINAS NGONG

Colinas de Ngong en Kenia.
“El viento corría directamente contra las colinas de Ngong (…). Las nubes, que viajaban con el viento, chocaban contra las laderas de la colina, quedaban colgadas o eran atrapadas en la cima y rompían en lluvia. Pero las que iban más altas y evitaban el escollo se disolvían hacia el oeste, sobre el ardiente desierto del valle de la Falla”.

Cuando la danesa Karen Blixen describió los alrededores de su hogar en Kenia, muchos se quedaron con la frase “Yo tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong” que abre la novela Memorias de África, pero sus detalladas descripciones del paisaje que la asombraba y emocionaba cada mañana, como la cita anterior, merecen también una atención exclusiva. 

Blixen vivía al sur de Nairobi, una zona que se encuentra técnicamente dentro de la capital pero en la que impera la tranquilidad y el antiguo estilo colonial y que se presenta como uno de los alojamientos preferidos de los viajeros que quieren huir de la tumultuosa ciudad. El propio barrio Karen fue así nombrado en honor a la escritora que retrató la experiencia occidental en Kenia.

Hoy en día, la zona mantiene algunos recuerdos a su antigua habitante (notablemente, la casa museo de Karen Blixen, en la que se puede observar cómo vivió la novelista entre 1914 y 1931), y también ofrece atracciones propias, entre las que destacan el Parque Nacional de Nairobi, uno de los más accesibles y diferentes de Kenia, en donde la flora y la fauna típicas del país se recortan contra un fondo urbano, caótico y veloz. 

El lugar acoge la mayor concentración de rinocerontes negros del mundo y es notable destacar que se encuentra libre de barreras, permitiendo a los animales emigrar hasta el Valle del Rift cuando deseen. Las famosas verdes colinas de Ngong, por su parte, son ideales para dar paseos tanto a pie como a caballo, dormir en las estribaciones masai de la zona y visitar, más al sur del Valle del Rift, el LagoMagadi.

NAKURU SEGÚN BERYL MARKHAM

Flamencos en el Lago Nakuru.
“En días despejados casi podía tocar los altos bordes calcinados del cráter de Menengai y divisar, protegiéndome la vista, la cumbre congelada del monte Kenia. Alcanzaba a distinguir el pico de Sattimamás allá de la escarpadura de Laikipia, que al alba se teñía de púrpura; olía la madera del cedro y la caoba recién cortada (…)”.

Así recordaba Beryl Markham en su libro Al oeste con la noche su hogar en Njoro, cerca del Gran Valle del Rift. Markham no gozó de tanta fama como escritora como Blixen y, sin embargo destacó por su valentía e independencia, por ser una aviadora experimentada (fue la primera mujer en cruzar el Atlántico de este a oeste) y por ser una enamorada de su hogar infantil, Kenia, a pesar de su nacimiento británico.

Njoro pertenece a Nakuru, cuarta ciudad más grande de Kenia y un lugar agradable y tranquilo para establecer un campamento base mientas se conocen los alrededores. Entre ellos destaca el mencionado cráter de Menengai, de 90 km², comunicado con la ciudad por un camino de unos 9 km que desemboca en un mirador sobre el Lago Nakuru, siempre cubierto por un mar rosa de flamencos. 

Dicho Lago se encuentra dentro del Parque Nacional del mismo nombre y es el segundo más visitado del país tras el parque Masai Mara. En él también se pueden ver rinocerontes blancos y, en ocasiones, negros, jabalíes verrugosos, leones trepadores, cobos, búfalos, gacelas o leopardos. Dentro del parque, el acantilado de los Papiones ofrece algunas de las mejores vistas del sol del atardecer.

LA INFANCIA CON LOS KIKUYU DE ELSPETH HUXLEY

KIKUYU kenia
Kikuyu, grupo étnico más numeroso del país.
Elspeth Huxley se mudó a Kenia con su familia cuando era una niña, como muchos otros británicos que decidieron establecerse en la colonia y montar una granja. En su libro Los flamboyanes de Thika recuerda su infancia en los alrededores de Nairobi, a la sombra del Monte Kenia, acompañada por los kikuyu, el grupo étnico más numeroso del país: “[Los kikuyu] recorrían el territorio sin que parecieran poseerlo, o tal vez debería decir sin dejar huella en él. A nosotros eso nos sorprendía: no habían aspirado a recrear, alterar o dominar el territorio ni a tenerlo bajo control”, escribió.

La premio Nobel sudafricana Nadine Gordimer, declaró que ese libro trataba “sobre algo que vale la pena recordar: la felicidad y la alegría de vivir, algo esencial de África”. Alrededor de la agradable localidad agricultora Thika, hogar de la niña Elspeth localizado en las Tierras Altas, se pueden visitar las espectaculares Cataratas de Chania, además del Parque Nacional de Ol Donyo Sabuk

Igualmente, a unos 100 kilómetros se encuentra una de las atracciones más extraordinarias de la zona que da nombre a toda la nación, el Monte Kenia, cuyas dimensiones dominan todo lo que se extiende hasta el horizonte. La ascensión a su cima es el punto culminante de muchos viajes a la zona.

Al noreste, se localiza el Parque Nacional de los Aberdares, con los montes originalmente denominados por los kikuyu Nyandarua (la “Piel Seca”). En él se encuentra el frondoso bosque tropical del Saliente, la meseta de Kinangop y una abundante variedad de fauna y flora, además de las cataratas de Gura y Karura.

Además de estas mujeres, británicas, procedentes de la época colonial y pioneras, Kenia posee una rica literatura oriunda entre la que destacan figuras como Grace Ogot, Meja Mwangi, Margaret Ogola, Ngũgĩ waThiong'o o Binyavanga Wainaina. Nunca es mal momento para adelantarse al viaje real de nuestros sueños y seguir los pasos de aquellos que ya han pasado por allí.

PARA MÁS INFORMACIÓN

Kenya Tourism Board c/o Interface Tourism
Trine Bruun
Cardenal Cisneros, 51
28010 Madrid

Tel: 91 540 18 05

Email:trine.bruun@interfacetourism.com
www.magicalkenya.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario